Por qué las máquinas vending son excelentes